7.5.14

En términos caseros

Dentro del argot gastronómico existen palabras ‘mágicas’ capaces de dar más sabor a un plato que cualquier otro condimento de cocina.

Entre todas las que podamos conocer hay una con un destacable poder hipnótico, un adjetivo capaz de sumar elaboración y calidad en tres sílabas: ca-se-ra.

No hay una explicación científica que avale esta teoría pero lo cierto es que las croquetas, las sopas, las pizzas o las lasañas nos saben mejor cuando son caseras.

Esa familiaridad que ofrece ‘la comida de la abuela’ se ve reflejada en esta palabra informal que guarda la cercanía y el cariño de un cocinero que se esmera por ofrecernos un plato como los de casa, sin mucha puesta en escena pero con todo el encanto que puede ofrecer la sencillez.

Si te dejas encandilar por este tipo de cocina el Pototeo, el Millor y Sa goleta no pueden faltar en tu lista de restaurantes, tres apuestas seguras donde el término casero está cocinado en su mejor definición.


No hay comentarios:

Publicar un comentario