31.3.14

Made in Italia

Los tópicos en cuanto a los restaurantes y la nacionalidad de sus platos son casi inevitables y muy frecuentes en todas partes del mundo.
De la misma manera que los extranjeros llegan a España pensando en comer tortilla de patatas, jamón y paella, nosotros no podemos pronunciar la palabra italiano sin pensar en pizza y pasta.

Hace unos días uno de nuestros restaurantes favoritos de Palma, La Bottega de Michele, quiso dar un giro a nuestro concepto y nos deleitó con nuevas recetas que sumaron variedad y puntos a lo que estamos acostumbrados a encasillar como sapore italiano.

Empezamos con un pequeño aperitivo y un carpaccio de ternera con rúcula y parmesano para compartir, unos entrantes ideales para disfrutar sin miedo al empacho y dejar paso a unos principales que fueron un auténtico espectáculo.























Estos fueron los protagonistas:

Lenguado al limón


Solomillo de ternera con funghi, tartufo y parmesano



























El broche final a nuestra personal revolución conceptual de la gastronomía italiana, lo pusieron la mousse de chocolate y el cheesecake, un placer para los que adoramos los postres.























Esta experiencia no ha desterrado la pizza y la pasta de los encantos italianos -nos siguen encantando -, pero sí ha añadido nuevas sensaciones a su registro.

1 comentario:

  1. Recuerdo con enorme alegría haber disfrutado de platos similares en otras vacaciones pasadas... FELICITACIONES a la Familia Caporale, cocineros de tradición.

    ResponderEliminar